Este artículo ha sido leído 386 veces

Vilcabamba (ubicada en el Valle del mismo nombre) al sur de Ecuador es bien conocido por el estilo de vida alternativo, saludable y natural que es buscado por muchas de las personas que ahí viven. 

Así mismo, la oferta de productos naturales, orgánicos y saludables es amplia en comparación al tamaño de la población de la cabecera del valle de la longevidad en la provincia de Loja.

En esta primera entrega presentamos dos de las opciones de salud y bienestar que son ofrecidas en el área central de Vilcabamba: Solomaco y Coconut Coffe Shop.

SOLOMACO, PRODUCTOS CON MAGIA

Laura Preciado, más conocida como Crystal, proviene de un pueblo llamado Chía, que queda al norte de Bogotá. Allá el frío puede ser cruel y está casi siempre nublado. Así que, vino de vacaciones a Vilcabamba, junto a su pequeña hija, Luciana. Su idea era quedarse por dos meses, pero enamoró del clima, del pueblo, de la montaña, de los ríos, que ese tiempo se fue prolongando más y más. De eso ya hace tres años.  

Crystal se dedica a la cosmética desde hace siete años. Allá en Bogotá, trabajaba tiempo completo en un salón de belleza y aquí en Vilcabamba también ofrece sus servicios estéticos, pero además desde hace más de un año trabaja, atendiendo al público, en la tienda Solomaco, ubicada en Bolívar y Agua de Hierro.

La tienda fue creada hace seis años por Emilie Moragues, quien proviene de la parte francesa de Suiza, y empezó vendiendo productos naturales y todo lo relacionados al tabaco. Pero ahora se ha expandido mucho más, y en Solomaco podrás encontrar una enorme variedad de productos, relacionados a la alimentación, el cuidado personal, la geo cosmética, medicina natural, artesanías, aceites esenciales, la mayoría hechos en Vilcabamba, y otros traídos de fuera, por ejemplo, de Guayaquil, Cuenca o Ibarra.

Pero, además, Solomaco se distingue porque es una tienda muy requerida por sanadores, yerberos, o personas que buscan hacer sus propias ceremonias y rituales de limpieza energética. Tienen, por ejemplo: el tabaco para ceremonia, el rapé (polvo hecho con tabaco que se usa para purificar la glándula pineal) y aplicadores, el mambe (o ypadú), que es un polvo que se obtiene de tostar, moler y cernir las hojas de coca amazónica y otras plantas. “Tiene montón de vitaminas, es energizante y también se utiliza para rituales”, comenta Crystal.  

Y otros productos que tienen una magia particular. Por ejemplo: aceites esenciales armonizados con cuencos tibetanos, o kits para hacer tus rituales de purificación de las energías en casa, o de limpieza de las energías sexuales.

También, encuentras libros de autores residentes en Vilcabamba, o piezas de arte de artistas locales, así como  joyería artesanal. Además, chamico, blends o mezclas de tabaco con otras yerbas para fumar y parafernalia para los que fuman: bongs, pipas, vaporizadores.

Además, ahora hay frascos grandes con especias que se venden al granel (culantro, perejil, cebollín), variedad de tés y de aceites de coco. En medicina natural encuentras: sábila, moringa, propóleo, probióticos, minerales coloidales (oro, plata, cobre, magnesio y zinc) en gotas para tomar. Próximamente, incorporarán frutos deshidratados, también al granel.

COCONUT, ESPECIALISTAS EN LO ORGÁNICO Y VEGANO

Sonia Angamarca, originaria de Vilcabamba, creó hace seis años la tienda Coconut, ubicada frente al mercado central. Al principio, vendía cocos y helados. Pero, con el pasar del tiempo, vio que la comunidad de extranjeros buscaba productos 100% orgánicos, así que empezó a conseguirlos. Empezó trayendo quesos de cabra y de oveja, y siguió con una infinidad de productos naturales que, en otras tiendas, no se encuentran. Así, se fue especializando en el mercado orgánico y vegano.

La tienda creció tanto en los últimos años que los cocos dejaron de ser una prioridad, pero se quedó con el nombre. Veamos algunos de los productos que puedes encontrar en Coconut.

Para el cuidado personal, encuentras shampoos, labiales, pasta de dientes sin flúor, enjuagues bucales, cepillos de dientes, todo orgánico; así como jabones íntimos, jabones de glicerina, de cerveza, de jengibre, de carbón activado. Además, repelentes, desodorantes, piedra de alumbre, agua de rosas, todo esto producido en Vilcabamba.

Sonia cuenta también con la línea de aceites esenciales y difusores de Green Harmony, que le envían de Guayaquil.

En medicina natural, tiene MMS (siglas de “miracle mineral solution” o “miracle mineral supplement”), así como minerales coloidales (oro, hierro, plata) para tomar en gotas. También, moringa, espirulina, sangre de drago, carbón activado en pastillas, colágeno, vitamina E y C, Omega, pastillas de ajo negro, cápsulas de magnesio, zinc, probióticos.  

Aparte, tiene todas las sales: en grano, negra, del Himalaya, marina. Y productos también para cocinar: paprika, curry, pimienta cayena, mostaza en polvo, nuez moscada, comino, laurel, semillas. También, algas, como nori y agar agar, que son productos importados.

Tiene también la levadura nutricional, diferentes tipos de miel: de maple, de panela, de aguacate, miel con polen, de mishki. Y diferentes tipos de cacao, así como frutos secos: dátiles, nueces pecanas, papaya, cashew tostado y sin tostar, nueces de Brasil, almendras fileteadas, arándanos azules, mango, uvilla, piña, tomate, todo deshidratado.

Puedes encontrar en Coconut: leche de coco, sábila en polvo, harina de arroz, arroz para suhi, arroz italiano, quinua, tamarindo, panela, azúcar de coco, chocolates orgánicos. Todas las clases de harinas, pero solo integrales. Hay tallarines orgánicos. “Yo traigo solo tallarines sin gluten: de palmito, de chía.  Y solo quesos de oveja, de chiva, y veganos: de chocho, de garbanzo. De vaca no, porque esos los encuentras en cualquier tienda”, precisa Sonia, quien es dueña de la única tienda de este tipo, al menos, de este lado del pueblo, de cara a la carretera principal.

“Yo aprendí de este tema orgánico aquí con ellos, con los extranjeros, poco a poco. Lo mío se mueve solo con extranjeros, de nacional nada. Mi manera de alimentarme también cambió. Dejé totalmente la azúcar blanca”, comenta Sonia, y se apura para preparar un desayuno totalmente nutritivo y natural, porque también ofrece ese servicio.

es_ECES